miércoles, 24 de septiembre de 2014

Stalin y el Leninismo

¿Qué es, pues, el leninismo?

Unos dicen que el leninismo es la aplicación del marxismo a las condiciones peculiares de la situación rusa. Esta definición contiene una parte de verdad, pero dista mucho de encerrarla toda. En efecto, Lenin aplicó el marxismo a la realidad de Rusia, y lo aplicó magistralmente. Pero si el leninismo no fuese más que la aplicación del marxismo a la situación peculiar de Rusia, el leninismo sería un fenómeno pura y exclusivamente nacional, pura y exclusivamente ruso. Sin embargo, sabemos que el leninismo es un fenómeno internacional, que tiene raíces en todo el desarrollo internacional, y no un fenómeno exclusivamente ruso. Por eso, yo entiendo que esa definición peca de unilateral.

Otros dicen que el leninismo es la resurrección de los elementos revolucionarios del marxismo de la década del 40 del siglo pasado, a diferencia del marxismo de años posteriores, que, según ellos, se hizo moderado y dejó de ser revolucionario. Si pasamos por alto esa división necia y vulgar de la doctrina de Marx en dos partes, una revolucionaria y otra moderada, hay que reconocer que incluso esa definición, íntegramente defectuosa e insatisfactoria, tiene un algo de verdad. Ese algo de verdad consiste en que Lenin resucitó, efectivamente, el contenido revolucionario del marxismo, enterrado por los oportunistas de la II Internacional. Pero esto no es más que un algo de verdad. La verdad entera del leninismo es que no sólo hizo renacer el marxismo, sino que dio un paso adelante, prosiguiendo el desarrollo del marxismo bajo las nuevas condiciones del capitalismo y de la lucha de clase del proletariado.

¿Qué es, pues, en fin de cuentas, el leninismo?

El leninismo es el marxismo de la época del imperialismo y de la revolución proletaria. O más exactamente: el leninismo es la teoría y la táctica de la revolución proletaria en general, la teoría y la táctica de la dictadura del proletariado en particular. Marx y Engels actuaron en el período prerrevolucionario (nos referimos a la revolución proletaria), cuando aún no había un imperialismo desarrollado, en un período de preparación de los proletarios para la revolución, en el período en que la revolución proletaria no era aún directa y prácticamente inevitable. En cambio, Lenin, discípulo de Marx y de Engels, actuó en el período del imperialismo desarrollado, en el período en que se despliega la revolución proletaria, cuando la revolución proletaria ha triunfado ya en un país, ha destruido la democracia burguesa y ha inaugurado la era de la democracia proletaria, la era de los Soviets.

J. Stalin – Los Fundamentos del Leninismo. Conferencias pronunciadas en la Universidad Sverdlov, 1924

Sobre la cultura socialista, de Lenin

«Si no nos damos perfecta cuenta de que sólo se puede crear esta cultura proletaria conociendo exactamente la cultura que ha creado la humanidad en todo su desarrollo y transformándola, si no nos damos cuenta de esto, jamás podremos resolver este problema. La cultura proletaria no surge de fuente desconocida, no brota del cerebro de los que se llaman especialistas en la materia. Sería absurdo creerlo así. La cultura proletaria tiene que ser el desarrollo lógico, del acervo de conocimientos conquistados por la humanidad bajo el yugo de la sociedad capitalista, de la sociedad de los terratenientes y los burócratas. Estos son los caminos y los senderos que han conducido y continúan conduciendo hacia la cultura proletaria, del mismo modo que la economía política, transformada por Marx, nos ha mostrado a dónde tiene que llegar la sociedad humana, nos ha indicado el paso a la lucha de clases, al comienzo de la revolución proletaria.

Cuando con frecuencia oímos, tanto a algunos representantes de la juventud como a ciertos defensores de los nuevos métodos de enseñanza, atacar la vieja escuela diciendo que sólo hacía aprender de memoria los textos, les respondemos que, sin embargo es preciso tomar de esta vieja escuela todo lo que tenía de bueno. No hay que imitarla sobrecargando la memoria de los jóvenes con un peso desmesurado de conocimientos, inútiles en sus nueve décimas partes y desvirtuados el resto; pero de aquí no se sigue en modo alguno que podamos contentarnos con conclusiones comunistas y limitarnos a aprender de memoria consignas comunistas. De este modo no llegaríamos jamás al comunismo. Para llegar a ser comunista, hay que enriquecer indefectiblemente la memoria con los conocimientos de todas las riquezas creadas por la humanidad.

No queremos una enseñanza mecánica, pero necesitamos desarrollar y perfeccionar la memoria de cada estudiante dándole hechos esenciales, porque el comunismo sería una vaciedad, quedaría reducido a una fachada vacía, el comunista no sería más que un fanfarrón si no comprendiese y asimilase todos los conocimientos adquiridos. No sólo deben ustedes asimilarlos, sino asimilarlos en forma crítica, con el fin de no amontonar en el cerebro un fárrago inútil, sino de enriquecerlo con el conocimiento de todos los hechos, sin los cuáles no es posible ser un hombre culto en la época en que vivimos. El comunista que se vanagloriase de serlo, simplemente por haber recibido conclusiones ya establecidas, sin haber realizado un trabajo muy serio, difícil y grande, sin analizar los hechos frente a los que está obligado a adoptar una actitud crítica, sería un comunista lamentable. Nada podría ser tan funesto como una actitud tan superficial. Si sé que sé poco, me esforzaré por saber más, pero si un hombre dice que es comunista, y que no tiene necesidad de conocimientos sólidos, jamás saldrá de él nada que se parezca a un comunista.

(…)

El marxismo adquirió importancia histórica como ideología del proletariado revolucionario debido a que, lejos de desechar las más valiosas conquistas de la época burguesa, aprendió y reelaboró por el contrario, todo lo que había de precioso en el desarrollo más de dos veces milenario del pensamiento y la cultura humanos. Sólo la labor efectuada sobre esta base y en este sentido, animada por la experiencia de la dictadura del proletariado, que es la etapa última de su lucha contra toda explotación, puede ser considerada como el desarrollo de una cultura verdaderamente proletaria». 

(Vladimir Ilich Uliánov, Lenin; Las tareas de las ligas juveniles, 1920)

martes, 23 de septiembre de 2014

Sairam Rivas se reincorpora a la UCV con el compromiso de unificar al movimiento estudiantil


Sairam Rivas declarando a los medios de comunicación
La candidata a la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y actual presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social, Sairam Rivas, retornó a sus actividades académicas luego de 132 días recluida en los calabozos del SEBIN, tras ser detenida por la Dictadura el pasado 8 de mayo en el campamento de resistencia que dirigía en la Plaza Alfredo Sadel de Caracas.

La dirigencia estudiantil solidaria
con Sairam Rivas
“A pesar de que mi libertad no es realmente libertad al estar judicialmente limitada, es un deber moral luchar por los compañeros que siguen tras las rejas y para que el país tome un rumbo que garantice futuro para todos. Al igual que ellos, Venezuela necesita ser libre y por ella luchamos”, dijo.

En compañía de compañeros ucevistas que representan diversas organizaciones estudiantiles dentro de la casa de estudios y líderes del Movimiento Estudiantil, reiteró su compromiso de trabajar para la unificación de todos los factores.

Agradeció el esfuerzo de Foro Penal Venezolano y la sociedad civil para lograr su salida de prisión. “Sin la presión de la gente en la calle, a través de las redes sociales y los medios de comunicación independientes que nos quedan, en unión con el trabajo de los abogados que llevaron mi caso, yo no estaría aquí junto a ustedes”, expresó.

A su juicio, la represión no es suficiente para doblegar a un joven convencido de su papel para transformar la sociedad, por lo que envío un mensaje de dignidad y entereza a quienes se mantienen privados de libertad.

Sairam Rivas con estudiantes de Trabajo Social UCV
Resaltó que durante su presidio evidenció la solidaridad de funcionarios que sabían su condición de presa política, por lo que le daban un buen trato en rechazo a la injusticia de mantenerla tras las rejas. “Muchos me arengaban para que seguir luchando, otros me ayudaban en cuanto podían, algunos le cambiaba la mirada al ver la injusticia que los obligaban a formar parte. Sinceramente, se los reconozco”, concluyó.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Video: Intervención de Gabriel Puerta Secretario General de Bandera Roja, en el Encuentro Ciudadano de Caracas

@Bandera_Roja #Mérida seguirá luchando por la libertad plena de los estudiantes y demás presos políticos.


Daniel Hneriques (centro), Sec. Gral junto a otros
dirigentes de Bandera Roja Mérida
El pasado martes se conoció la noticia de la “libertad” (bajo medida cautelar) de nuestra camarada Sairam Rivas, actualmente Presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Trabajo Social y candidata a la Presidencia de la FCU de la UCV, luego de 132 días secuestra por la Dictadura en Venezuela. Sin embargo, no se consiguió libertad plena para nuestra compañera y tampoco para el resto de estudiantes y presos políticos en Venezuela por lo que nuestro partido y nuestra juventud (Unión de Jóvenes Revolucionarios UJR) y nuestro movimiento estudiantil UNIDAD 48 de la ULA se mantendrán en pie de lucha por la libertad plena de los presos políticos, así como el pleno derecho de regresar a nuestro país de aquellos que se han visto obligados a abandonar suelo venezolano producto de la represión brutal de éste régimen. 

 Las medida cautelar impuesta por el régimen para Sairam, así como de muchos estudiantes a nivel nacional, son: no abandonar la ciudad capital,  ni participar en actos públicos ni manifestaciones, limitando así el ejercicio de sus derechos políticos. Lo que pretende el régimen es intentar callar a aquellos que como Sairam tienen la moral de desenmascarar a este falso socialismo y poder llamarlo por su nombre: DICTADURA. Asímismo, en el día de ayer el Tribunal 2 de control ordenó cierre del proceso de la investigación sobre Campamento Sadel. Por lo tanto no hay razones para tener encarcelados o procesados al resto de los estudiantes, compañeros además de Sairam y pertenecientes a los campamentos y que fueron reprimidos violentamente el pasado 8 de mayo.

 Para Bandera Roja es necesario salir de éste régimen por los mecanismos constitucionales y por ello hemos de avanzar en la consolidación del CONGRESO DE CIUDADANOS PARA LA RECONSTRUCCIÓN NACIONAL, órgano que consideramos será la esencia de la UNIDAD SUPERIOR, es decir, UNIDAD del PUEBLO por la democracia en Venezuela.

 Bandera Roja sigue en pie de lucha por la libertad plena de todos los estudiantes y presos políticos y la libertad de Venezuela.


Comité Político Regional “Alirio Quintero” Bandera Roja
Unión de Jóvenes Revolucionarios UJR
Unidad 48

MANIFIESTO DEL ENCUENTRO CIUDADANO DE CARACAS



MANIFIESTO DEL ENCUENTRO CIUDADANO DE CARACAS 

Los caraqueños ya no queremos un gobierno que estafó nuestra esperanza. La construcción del poder ciudadano logrará la fuerza para el auténtico cambio democrático. 



 Venezuela ha venido padeciendo de manera inclemente las medidas económicas que este gobierno ha aplicado con el mayor cinismo, y ha pagado durante quince años un alto precio por su incapacidad y corrupción. El Municipio Libertador no escapa a esta realidad. Es doloroso ver a nuestra gente haciendo interminables colas para acceder a productos básicos, el buen vivir se le traduce al ciudadano en la mayor humillación para conseguir hasta un rollo de papel sanitario. Y la cola más dolorosa de todas, la de la morgue, donde todos los fines de semana acuden madres, padres, esposas a reconocer la muerte en el rostro de sus seres queridos, y hasta los propios fallecidos hacen cola para poder entrar. Las promesas de justicia social que Maduro les hizo a los caraqueños han quedado arrinconadas entre la escasez y el aumento de los productos de primera necesidad, el colapso de los hospitales, la falta de medicamentos. Aunado a esto, el gobierno reprime de la manera más salvaje las protestas que con legítimo derecho hacen los ciudadanos, violentando abiertamente los derechos humanos más elementales. Nuestro municipio es el reflejo de esta gran estafa histórica a la nación. Aquí los principios de libertad, justicia, igualdad y solidaridad que contempla la Constitución son desconocidos flagrantemente por el gobierno.

 Este régimen ha demostrado ser incapaz para enfrentar la crisis, para unificar el país en torno a una política que nos lleve a superarla. Por eso los ciudadanos no le encontramos salida a los agudos problemas económicos y sociales bajo esta conducción política. Llegamos a un punto en el cual los ciudadanos que creemos que es posible salir de este estado de cosas demandamos un futuro basado en una democracia de las mayorías y de amplios sectores nacionales para impulsar una economía productiva. Es por ello que hombres y mujeres luchadores sociales, pertenecientes a organizaciones comunitarias, sindicales, gremiales, pequeños comerciantes, consejos comunales, dirigentes estudiantiles, parroquiales y políticos, asumimos las líneas políticas y organizativas del Congreso Ciudadano presentadas el 12 de agosto de este año en El Hatillo. Nuestra acción impulsará las luchas en la calle con la gente, en el barrio, en las parroquias, en las fábricas con los trabajadores. 

 El Congreso Ciudadano en el municipio Libertador florecerá con la presencia y participación de todos, para así promover la democracia en la práctica política del pueblo enarbolando un discurso en defensa de sus propios intereses. Llamamos a todos los sectores sociales y políticos que no han renunciado a la esperanza del cambio –incluidos en este llamado todos aquellos que depositaron su esperanza en lo que hoy se ha convertido en una estafa de “socialismo”– para retomar el camino de la lucha, levantando con nosotros un programa de transformaciones democráticas que rescate el protagonismo popular y abra vías a la construcción de una Venezuela verdaderamente soberana.

 Haremos nuestras las Asambleas de Ciudadanos como un instrumento para debatir el programa de reconstrucción del país, para comenzar a practicar la participación ciudadana, para organizarnos en la lucha, para preparar el Congreso Ciudadano que al calor del mismo pueblo caraqueño creará la fuerza unitaria necesaria para empezar a construir un futuro para todos.

 Comprometidos, con entusiasmo, vamos todos de parroquia en parroquia, hasta el último rincón de Caracas, a organizar las Asambleas de Ciudadanos. Empecemos a construir el poder ciudadano. 

 Este Encuentro de Ciudadanos caraqueños rumbo al Congreso Ciudadano une sus voces para exigir la libertad inmediata del dirigente político de Voluntad Popular Leopoldo López, del joven periodista militante de ABP Ronny Navarro, de Iván Simonovis y de todos los presos estudiantes y políticos que hoy injustamente se encuentran tras la redas de este régimen. Debemos mantener la lucha para lograr la libertad plena de todos; en especial la libertad plena de la dirigente estudiantil de la UCV y dirigente de Bandera Roja Sairam Rivas, que ayer en la noche sale del Sebin con medida cautelar sustitutiva de libertad mientras se realiza el juicio. 

Este ncuentro de ciudadanos caraqueños hace suya la esencia de la estrofa del Himno Nacional: “Gritemos con brío muera la opresión, compatriotas fieles la fuerza es la unión. Y si el despotismo levanta la voz, seguid el ejemplo que Caracas dio”. 



Caracas, 17 de septiembre de 2014

Intervención de Betania Farrera, dirigente estudiantil de la UPEL, en el Encuentro Ciudadano de Caracas

Encuentro Ciudadano de #Caracas exige la libertad de todos los estudiantes y presos políticos y la libertad plena para Sairam Rivas